O Goberno repartirá máIs especies E dará cupo de xarda por barco á baixura

Ferreiro

Permitirá cesiones y ventas de cuotas entre buques de distintos censos y caladeros

E. ABUÍN S. SERANTES 

La generalización a todos los caladeros y a la totalidad de las especies del veto a los descartes no es el único cambio que tiene que afrontar la pesca gallega este año. Por si no fuera suficiente pasar de un sistema que alentaba el rechazo -al no permitir descargar aquello para lo que no se tenía cuota- a otro que lo elimina por completo -al obligar a desembarcar todo lo que se pesque, se tenga o no cupo, y descontarlo del de aquella para que sí se disponga-, la flota tendrá que atender a nuevas normas dentro de su propia casa. Después de varios años cargando contra la orden que gestiona el caladero del Cantábrico, varias veces llevada por el sector ante los tribunales, por fin el Gobierno se aviene a introducir cambios de calado, aunque, eso sí, sin alterar demasiado el polémico reparto de especies. Las modificaciones van en el sentido de introducir más flexibilidad para poder aprovechar todas las cuotas y que no se repita lo que ocurrió el año pasado: que hubiera barcos amarrados por falta de cupo cuando otros lo tenían y no fueron capaces de consumirlo íntegramente. Esos desequilibrios, además de constituir un despilfarro de recursos, restan fuerza y capacidad de negociación a España cuando en Bruselas pide más toneladas de variedades de peces que, sin embargo, no consiguió agotar.

Estos son los aspectos más destacados de un proyecto de orden que está a consultas en el sector.

Más especies con cuota

Nuevos repartos individuales. Merluza, xarda, rape, jurel, cigala, gallo, bacaladilla y anchoa son las especies que España ha repartido por caladero y segmentos de flota. Pero todavía hay muchas otras sin distribuir, que ahora forman parte de un fondo común del que se van descontando los consumos de todos los barcos. La intención del Gobierno es dejar menos especies susceptibles de ser explotadas a través de la denominada pesca olímpica: extraer hasta que se agote el cupo, lo que en ocasiones provoca una carrera por pescar que hace que la cuota se acabe precipitadamente. Por eso Madrid cree conveniente distribuir individualmente el alfonsino, el sable negro y el besugo, además del jurel del golfo de Vizcaya y el de aguas comunitarias, que, a diferencia del de la zona VIIIc -Cantábrico Noroeste- y IXa -de Fisterra al golfo de Cádiz-, permanecía sin repartir. En lo que respecta a la asignación de cupos de jurel y bacaladilla de aguas de fuera del Cantábrico, que se suelen emplear para intercambios con otros países, Pesca subraya que debe tenerse en cuenta este aspecto y destinar una parte de ellas para ese cambio y no solo atender a criterios de captura. Esto es, que se seguirá traspasando como hasta ahora la mitad del cupo de jurel del golfo de Vizcaya (VIIIb) al Cantábrico.

Link: http://www.lavozdegalicia.es

Esta entrada foi publicada en Cedeira, Comarcas, Galicia, Politica, Politica Pesqueira, Reparto Cotas, Traballo. Ligazón permanente.

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s