A frota propone recuperala pescada do sur con amarres temporais ata el 2020

Serían paros biológicos escalonados para no dejar desabastecido el mercado

La merluza de aguas ibéricas, igual que la cigala, lleva inmersa en un plan de recuperación muchos años. Tantos como 13. Y por más que los armadores repitan por activa y por pasiva que el stock está regenerado y que hay merluza en el caladero, Bruselas aún la tiene como tarea pendiente, situada entre las poblaciones que todavía no han alcanzado ese rendimiento máximo sostenible (RMS) que se ha convertido en uno de los mandamientos de la política común de pesca (PCP). Es más, si en diciembre pasado no se le impuso un recorte del 30 % al total admisible de capturas (TAC) en el Cantábrico, fue porque la ministra de Pesca, Isabel García Tejerina, cuando la Comisión le otorgó la posibilidad de seleccionar una especie para postergar en un año la consecución del objetivo del RMS, eligió la merluza. Así, al no tener que llevarla a niveles sostenibles ya, el recorte del cupo se suavizó al 12 %. Pero la cuota sigue siendo escasa. Y dado que la población está en un plan de recuperación y que las flotas que la capturan pueden beneficiarse de fondos estructurales para realizar paradas temporales, el sector cree que ha llegado el momento de echar mano de esa herramienta para regenerar el stock. O economizar cuota, según se mire.

Sea como sea, el Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca (FEMP) financia hasta seis meses de paralización de la actividad de aquellas embarcaciones que tienen por objetivo especies sometidas a un plan de regeneración. De ahí que el sector proponga implementar un calendario flexible de paradas biológicas a partir de este mismo año y hasta el 2020, a razón de uno o dos meses de descanso en cada ejercicio. Paro temporal que, además, sería escalonado, para evitar dejar desabastecido el mercado, y subvencionado, al 100 %, para tripulantes y armadores.

Requisitos

Según la propuesta de las asociaciones gallegas, el amarre temporal iría dirigido a buques incluidos en el plan de recuperación que, además, reúnan otro requisito. Por ejemplo, que sus capturas de merluza o cigala representen al menos el 5 % sobre el total de las capturas anuales. O que estén obligados a cumplir la veda para la protección de juveniles de merluza que se extiende de A Coruña a Cedeira entre el 1 de octubre y el 31 de enero o la que afecta a O Canto, en la provincia marítima de Vilagarcía. Que paren los barcos con una incidencia importante sobre la merluza y los que capturan juveniles contribuirá, según las asociaciones, a recuperar el stock.

Pero también sugieren que puedan apuntarse al paro biológico aquellos a los que, por los recortes, les haya bajado la cuota más de un 5 % y vean en peligro su rentabilidad socioeconómica y aquellos que el año anterior al de la parada hayan consumido más del 60 % de la cuota de la que disponían, sea individual o en gestión conjunta.

Asimismo, podrían acogerse los buques que llegan al 90 % de consumo de días de esfuerzo asignados en el reglamento de totales admisibles de capturas (TAC) y cuotas en el ejercicio anterior a la realización de la parada temporal.

La petición, que ya ha sido cursada a la Administración autonómica, está suscrita por las principales organizaciones del sector, desde A Mariña hasta Vigo, así como por la Federación de Confrarías de Galicia y pósitos a título particular.

Esta entrada foi publicada en Cedeira, Comarcas, Galicia, Lonxa Cedeira, Mar, Paro Biolóxico, Pesca, Politica, Politica Pesqueira, Traballo. Ligazón permanente.

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s