Las cofradías se plantan ante la nueva regulación de recursos específicos

MARCOS GAGO 
PONTEVEDRA /

Mar se reunirá el lunes con los pósitos pontevedreses, que piden retirar la normativa.

Crispación, rechazo frontal e incredulidad son las reacciones que provoca en las cofradías de la provincia de Pontevedra la nueva regulación de la Consellería do Mar para la renovación de los permex de recursos específicos. Bajo esta categoría se encuentran especies como percebe, navaja, algas, erizo, poliquetos, peneira y anémonas. Las disposiciones de esta normativa autonómica, sobre todo el artículo 32 de la orden, han creado una oposición tan profunda en el sector pontevedrés que exigen su retirada o su modificación inmediata atendiendo a las alegaciones que en su día ya se hicieron a la propuesta inicial de la Xunta. El rechazo frontal en Pontevedra, en todas las cofradías de pescadores, obligó a la Consellería do Mar a una reunión el próximo lunes para intentar calmar las aguas, cosa que para los afectados pasa por una modificación sustancial de la normativa.

El presidente de la federación provincial pontevedresa, José Antonio Gómez Castro, explicó que esta norma regula lashabilitaciones para la pesca de los recursos específicos. La orden exige que cada embarcación que posea permex de recursos específicos -el número de permisos y especies varía de una embarcación a otra- los trabajen un mínimo de días al año o, en caso contrario, se exponen a quedarse sin ese permiso habilitante para la captura de esos productos. Para el sector, las consecuencias son nefastas.

Por ejemplo, si un barco tiene permex para varios de estos recursos, lo más normal es que se dedique a aquellos que son más rentables o más abundantes y que así puedan garantizar la supervivencia de esta flota artesanal. Sin embargo, si se les obliga a trabajar en todos los permex que puedan poseer, la situación se complica.

En algunas zonas del litoral todos los recursos pueden estar en buenas condiciones, por lo que el hecho de que el sector los trabaje un mínimo anual no debería tener, a priori, repercusiones negativas. Sin embargo, en otros, por diversas circunstancias, la situación de algunos recursos no está tan bien. Hasta ahora, los barcos dejaban estas pesquerías y se dedicaban a otras, no renunciando a la que no utilizaban, sino yendo a la que era más viable. No obstante, la nueva orden obliga a las embarcaciones a trabajarlos igual, independientemente del sobreesfuerzo que se ejecute sobre los recursos que escaseen o la rentabilidad de esa actividad en ese momento. «La gente se ve obligada a tener que ir por no perder el permex», concreta el patrón mayor portonovés.

La solución que reclaman las cofradías, según Gómez Castro, es la siguiente: «Nosotros decimos que se permita a la gente trabajar dependiendo del estado del recurso en cada zona, si está bien, que se pueda trabajar, pero si no lo está, que no se obligue a los barcos a ir a algo que no es rentable por miedo a perder el permex más adelante». La decisión para actuar en esos polémicos casos, debería, en opinión de los pósitos, recaer en las propias cofradías, que son las que elaboran los planes de explotación y conocen bien el estado de cada recurso. Además, hay que recordar que una especie puede estar mal un año y no ser rentable y serlo mucho al siguiente, lo que requiere de un margen de decisión suficiente para el sector.

Link: http://www.lavozdegalicia.es

Esta entrada foi publicada en Cedeira, Comarcas, Galicia, Mar, Marisqueo, Percebe, Percebe de Cedeira, Pesca, Politica, Politica Pesqueira. Ligazón permanente.

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s