Galicia tiene 500 barcos irregulares diez años después del proceso de legalización

motorEl BNG logra el apoyo del Parlamento para instar a la Xunta a normalizar el registro.

e. abuín
redacción / la voz

No con el texto original, puesto que hubo que cambiarlo, pero el BNG consiguió ayer el apoyo de todos los grupos del Parlamento de Galicia para instar a la Xunta a concluir el proceso iniciado con la Lei 9/2007 y legalizar las embarcaciones que, diez años después, todavía continúan en situación irregular.

Cierto que la gran mayoría de los 2.400 barcos que había al inicio de ese procedimiento han cerrado satisfactoriamente su expediente y ajustado los datos de potencia, eslora y material que figuraba en los papeles a sus características reales, pero a pesar de todo todavía hay 500 embarcaciones, según la portavoz de Pesca del BNG, Montse Prado, en situación cuando menos alegal. Y una de las irregularidades más frecuentes es la disparidad entre el caballaje que figura en la hoja de asiento y el que realmente tiene el motor con el que trabaja el barco.

Esa descompensación es recurrente en el caso de las embarcaciones que se dedican a la extracción de percebe, cuyos armadores han sido incapaces de reunir los caballos necesarios para equiparar la documentación a sus verdaderas características por lo inaccesible del precio al que está el kilovatio en el mercado o porque la potencia que necesitan es superior a lo que permite la normativa comunitaria.

Aunque ya no pesa sobre ellas la amenaza de ser dadas de baja del censo de la flota pesquera operativa, lo cierto es que no estar legalizadas puede ocasionar trastornos. La prueba está en lo ocurrido hace menos de tres meses en el puerto de Aguiño, donde la Guardia Civil inmovilizó una lancha y requisó otras dos por emplear motores de caballaje superior al que figuraba en su documentación.

Actuación «desproporcionada»

Así que, por «unha falta administrativa», se dejó «sen medio de sustento» a varios percebeiros, en una actuación que la nacionalista juzgó «desproporcionada». Es más, incluso solicitó en su día la comparecencia del subdelegado del Gobierno para explicar una actuación de la Guardia Civil que generó alarma en ese puerto barbanzano, donde amarra un nutrido grupo de lanchas para ir al percebe.

Prado apeló a la necesidad de que Galicia explique al Gobierno central las peculiaridades de su flota y hacer entender que esa potencia de motor, en ocasiones superior a la permitida por ley, se necesita por motivos de seguridad y que nada tiene que ver con la capacidad de extracción de recurso. La portavoz del Bloque llamó a poner fin a un proceso que se está eternizando y que no acaba de atajar los problemas de la flota gallega. Desde En Marea, su diputado Juan Merlo, abundó en lo expuesto por Prado y explicó que en algunos casos el desajuste se está resolviendo rebajando el caballaje al motor, con lo que se profundiza el problema de la seguridad de la flota.

lexibilización

El portavoz de Pesca del PPdeG, Carlos López, hizo hincapié en los avances conseguidos, dado que solo faltan por legalizar medio millar de las 2.470 que había al principio y en la flexibilización de las condiciones para aportar caballaje. Pese a todo, avanzó su apoyo a la moción siempre que se retirase del texto la queja por la actuación de la Guardia Civil, al tiempo que dejó caer que lo que perseguía el instituto armado nada tenía más que ver con el narcotráfico que con el furtivismo.

Mar explica que los percebeiros de a flote pueden salir a faenar a pie en caso de mal tiempo

De percebe también se habló a instancias del PSdeG. Su portavoz de Pesca, Julio Torrado, presentó una pregunta a cuenta del conflicto que mantienen los profesionales de Baiona porque los de a flote faenan a pie cuando el mal tiempo les impide salir en embarcación. Eso ha motivado que desde el pósito se amenazase con sanciones a los percebeiros de a flote, pero esas amonestaciones no citan siquiera «a normativa que se infrinxe para ser sancionado», expuso Torrado.

La directora xeral de Desenvolvemento, Susana Rodríguez, dio un rodeo por el aumento de la producción del percebe y de la facturación que se obtuvo por la comercialización de este producto -creció un 28,8 % y se ingresaron nueve millones de euros- antes de explicar que, en caso de mal tiempo, los percebeiros de a flote pueden faenar a pie, claro que la cuestión está en clarificar cuándo hay ciertamente mal tiempo. Entiende Rodríguez que no debería haber conflicto si se atiende a las alertas meteorológicas como medida.

El portavoz socialista recordó que la Ley de Navegación Marítima señala que es el capitán el que decide si salir o no en caso de mal tiempo, por lo que no debería impedirse la actividad a pie si este interpreta que las condiciones meteorológicas no proporcionan la seguridad necesaria para faenar.

Por otro lado, los grupos también acordaron instar a la Xunta a reclamar a Fomento que se mantengan los coeficientes reductores de la jubilación a los barcos que faenan en aguas internacionales, sin hacer distinciones por tipo de barco y eslora.

Link. http://www.lavozdegalicia.es

 

Esta entrada foi publicada en Galicia, Mar, Percebe, Politica, Politica Pesqueira, Traballo, Uncategorized. Ligazón permanente.

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s