Armadores de Malpica exigen auditar la deuda bajo amenaza de dejar la cofradía

Una parte de los miembros del pósito se niega a inspeccionar las cuentas, heredadas de la anterior directiva – La entidad votará la decisión en las próximas semanas.

armadores-malpica

Flota de bajura en el puerto de Malpica. carlos pardellas

La deuda de la Confraría de Pescadores de Malpica, insostenible para la entidad en estos momentos, ha provocado una división entre los propios miembros del pósito. Un grupo de armadores exige que se realice una auditoría externa de las cuentas de la entidad para saber de donde salen los 300.000 euros adeudados a Portos de Galicia, Hacienda, la Seguridad Social y sus proveedores; mientras otra parte de los socios del pósito se muestra contraria a esta medida. La cofradía someterá a votación la decisión en las próximas semanas, aunque los defensores de la auditoría amenazan con abandonar la organización si no se inspecciona la contabilidad.

“No voy a pagar una deuda que no provoqué”, asegura un armador de cerco del pósito que se encuentra entre los promotores de la medida. Este empresario añade que, si se descubre que la deuda existente no es “de todos”, será necesario “depurar” responsabilidades. Este pasivo fue originado durante la gestión del anterior patrón mayor, Genaro Amigo, también presidente de la federación nacional de cofradías. El actual responsable de la entidad, Pedro Pérez, ya culpó, tras su llegada en 2014, a la anterior directiva.

La entidad prepara un ERE que afectaría a sus nueve empleados, aunque, según indican fuentes del propio pósito, esta medida no sería suficiente para paliar la situación económica de la organización, que parece abocada a la quiebra si no es capaz de aumentar su facturación. Los armadores -sobre todo los de cerco- son imprescindibles para lograr este objetivo, pero la mayoría de ellos venden en A Coruña y solo envían el 1% de sus ventas a la cofradía. La directiva intenta convencer a los armadores de volver a descargar en la lonja de Malpica, pero este plan puede quedar truncado si la auditoría no sale adelante.

Responsables de la cofradía se reunieron el pasado viernes con la Consellería do Mar para tratar la delicada situación económica del pósito. Tanto el patrón mayor como el departamento que dirige Rosa Quintana evitaron dar detalles del encuentro, aunque Mar ya había mostrado su predisposición a renegociar el plan de pagos pactado con la Axencia Tributaria de Galicia que el pósito incumplió.

“Si la lonja se va a pique, será un desastre para el pueblo”, lamenta un mariscador de la localidad, que también coincide en la “necesidad” de auditar las cuentas de la entidad. “Se nos decía que la deuda era de 80.000 euros y, de repente, nos encontramos con esos 300.000; no tiene sentido”, relata este trabajador, que insta al pósito a hacer un “esfuerzo” por convertir Malpica en un puerto más atractivo para los vendedores y exige a los armadores que comiencen a descargar allí. “La solución tiene que ser conjunta”, sentencia.

Link.: http://www.laopinioncoruna.es

Esta entrada foi publicada en Cedeira, Comarcas, Galicia, Mar, Pesca. Ligazón permanente.

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s