El fin de los privilegios penales del furtivo

El marisqueo ilegal reincidente será castigado con condenas de seis a doce meses de prisión a partir del miércoles – “No sabemos cómo reaccionarán”, apunta Tomás Fajardo

privilegios-penalesLas cofradías gallegas que viven fundamentalmente del marisqueo celebran la cuenta atrás para el inicio de julio. Y es que el próximo miércoles se cumplirá una de sus mayores demandas: que el furtivismo reincidente sea tipificado como delito en el Código Penal.

Mariscadores exigen frente a la Casa del Mar en A Coruña más vigilancia contra el furtivismo. víctor echave

Los mariscadores ilegales deberán ahora pensárselo dos veces antes de salir sin permiso a extraer el recurso, ya que pueden enfrentarse a penas que van desde los seis meses hasta los dos años de prisión, en función de la gravedad de los hechos. El artículo 335 del Código Penal -cuya modificación fue publicada en el Boletín Oficial del Estado el pasado 31 de marzo- establece que todo aquel que extraiga marisco sin el debido permiso o título administrativo que le avale para ejercer la actividad, será castigado con una pena de cuatro a ocho meses de prisión. Si la conducta afecta además a la sostenibilidad de los recursos de las zonas marisqueras o acuícolas, el furtivo será castigado con una pena de prisión de entre seis y dos años.

El Código Penal español recoge, sin embargo, que un condenado no entrará en prisión con una pena de dos años o inferior, si no ha sido previamente condenado a una pena de prisión, con lo que solo irán automáticamente a la cárcel los furtivos reincidentes en este u otro delito.

El presidente de la Federación Galega de Confrarías de Pescadores, Tomás Fajardo, confía en que la incidencia del furtivismo en los bancos marisqueros de Galicia se reduzca con la nueva ley. “Nos veíamos a todas luces impotentes para luchar contra lo que a mí me gusta llamar lacra. No éramos capaces de atajar el problema solo con las sanciones administrativas, porque esta gente se declara insolvente y al día siguiente la teníamos de nuevo trabajando con nosotros, mano a mano. Creo que será una herramienta práctica para acabar con la actividad ilegal”, explicó el también patrón mayor de Porto do Son.

La reacción de los furtivos, sin embargo, preocupa al máximo representante de los pósitos de la comunidad. “Desconocemos cuál va a ser su actitud o cómo van a tratar a los mariscadores y vigilantes ahora que saben que pueden ir a la cárcel. Aún así, confío en que el número de furtivos descienda de aquí en adelante”, concluyó.

La mayoría de las cofradías gallegas considera que la reforma del Código Penal servirá para disminuir la incidencia de la actividad ilegal en las rías gallegas. Aún así, los pósitos insisten en la necesidad de que la Administración incremente la vigilancia en los bancos. “El problema es que son demasiados sitios en los que tienen que ejercer un control y cuando los Gardacostas llegan, los furtivos ya vendieron el marisco y la gente ya se lo comió”, declaró la patrona mayor de O Pindo, Carmen Formoso, en una entrevista con este diario.

LInk: http://www.laopinioncoruna.es

 

Esta entrada foi publicada en Cedeira, Mar, Marisqueo, Percebe. Ligazón permanente.

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s