Alemania, Alemania

medio-sigloAlgo más de diez millones de euros recibirá la flota gallega durante este año para la paralización definitiva de buques, cuando el año pasado, la Consellería do Medio Rural e do Mar destinó a ese mismo objetivo casi 19 millones de euros (como ya ha informado este periódico).

La rebaja de este tipo de subvenciones alcanza el 54%. Como es habitual, la Xunta no informa de la causa de tal reducción, que podría estar basada en la penuria económica que a todos afecta.

Pero tampoco sería impensable que, en el fondo de la cuestión, esté la oposición que a este tipo de ayudas ejercen en el seno de la Unión Europea estados que, como Alemania, rechazan el mantenimiento de cualquier ayuda, algo que quedó meridianamente claro en las reuniones del Consejo de Ministros de Pesca de la UE en los que el Fondo Europeo Marítimo de Pesca (FEMP) ha sido el trampolín utilizado por países como España, Portugal, Francia y Polonia para “ajustar las capacidades pesqueras a los recursos disponibles”.

Alemania marca el paso.

Y de una u otra manera, podría influir para que la reducción de las distintas flotas se lleve a cabo sin ningún tipo de subsidios, objetivo que han hecho suyo distintas Organizaciones No Gubernamentales.

En los últimos quince años, España redujo su flota pesquera en un 45% en número de barcos y, teóricamente, en un 32% en nivel de potencia.

Pero da la impresión de que no resulta suficiente, y así lo ha hecho patente en alguna oportunidad la propia Comisión, consciente -al parecer- de que las ayudas hasta ahora concedidas no han logrado los objetivos de reducción de la presión pesquera.

¿Hasta qué punto la presión de Alemania, si bien no ha servido hasta ahora para que los FEMP dejen de subvencionar juntamente con las Comunidades Autónomas este tipo de acciones encaminadas a reducir el número de barcos de los distintos países miembros, influye posteriormente y mediante otras presiones directas a los estados afectados en la toma de decisiones como la señalada a la Xunta?

Esto no trasciende; pero a uno, personalmente, no le extraña lo más mínimo. El caso es reducir y que tal reducción no cueste dinero.

Link: http://www.laopinioncoruna.es

 

Esta entrada foi publicada en Cedeira, Comarcas, Galicia, Mar. Ligazón permanente.

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s