El largo camino hasta las cuotas de pesca

Numerosos agentes, desde científicos a políticos, participan cada año en el proceso para definir las posibilidades de captura de la flota en las distintas pesquerías comunitarias.

camino-cuotas

Imagen de un pesquero gallego en un día de faena. miguel muñíz

El tradicional Consejo de Ministros de Pesca de la UE que se celebra en diciembre y fija las cuotas de pesca de cada especie para el año siguiente es el punto final a un proceso que cuenta con numerosos, y muchas veces desconocidos, pasos previos de análisis del estado de los caladeros y de las mejores medidas de gestión para garantizar su sostenibilidad. Un largo camino en el que participan múltiples actores, desde científicos hasta el propio sector pesquero, pasando por los políticos, que tienen la última palabra. Una decisión final que, en muchas ocasiones, dista mucho de las propuestas iniciales de los científicos y de Bruselas

La Comisión Europea presentó la semana pasada su propuesta de Totales Admisibles de Capturas (TAC) y cuotas para 2015 en las distintas especies y caladeros comunitarios, un paso intermedio en el proceso que concluirá en diciembre con el tradicional Consejo de Ministros de Pesca de la UE que fija los cupos de captura definitivos. La propuesta del Ejecutivo comunitario es uno de los pasos previos en el largo, y muy desconocido, proceso de fijación de las posibilidades de pesca. Se trata de un sistema complejo que sigue un orden lineal y jerárquico en el que intervienen numerosos actores: distintos organismos científicos, el propio sector pesquero, la Comisión Europea, el Consejo de Ministros de la UE y otros organismo intermedios.

Los pasos hasta la decisión final sobre las posibilidades de captura son las siguientes:

ELa investigación marina. Para conocer el estado de los recursos pesqueros es fundamental el trabajo de los organismos de investigación marina de cada uno de los estados miembros. En el caso de España, el Instituto Español de Oceanografía (IEO) es el encargado de recopilar año tras año información sobre el estado de los caladeros y de analizar la información que aporta la flota pesquera, como las capturas, el esfuerzo o las tallas de los peces. Son datos que complementan sus campañas anuales de estudio de la biología de las especies -como el crecimiento, maduración sexual o alimentación- en distintos caladeros.

EConsejo Internacional para la Exploración del Mar. El ICES, por sus siglas en inglés, es el encargado de analizar todos estos datos en distintos grupos de trabajo. En ellos participan también expertos de los institutos nacionales de cada país. Con la información aportada por los estados, los científicos del ICES aplican los modelos de evaluación más adecuados para los stocks y, con una idea clara de la evolución histórica de las capturas de cada especie, la mortalidad por pesca, los índices de abundancia y la biomasa, los científicos recomiendan una serie de medidas de gestión y cuotas para el año siguiente. Estas recomendaciones pretenden que las poblaciones de peces alcancen el Rendimiento Máximo Sostenible (RMS) -el nivel de capturas más alto que garantice la sostenibilidad de la pesquería a largo plazo-.

EComité Asesor de ICES. Dentro del propio ICES, el Comité Asesor (ACOM) explica a las autoridades las mejores fórmulas para alcanzar una gestión sostenible de los recursos. Este organismo evalúa los avances científicos en la materia con el fin de proporcionar información a los políticos sobre el uso sostenible y la protección de los ecosistemas marinos . Los grupos de trabajo del ACOM avalan los contenidos finales y las medidas de gestión recomendadas por el ICES, que las envía posteriormente a la Comisión Europea.

EComité Científico Técnico y Económico de la Pesca. El Cctep es un organismo permanente al que asisten representantes de la Comisión Europea en cumplimiento de la Política Pesquera Común (PPC). Está compuesto por personalidades científicas (entre 30 y 35 personas) de todos los países de la UE y de reconocida competencia en los ámbitos de la biología y la ecología marinas, la ciencia de la pesca y la economía, así como la estadística. En este cuarto paso los integrantes de este comité incorporan el informe del ICES a un documento más amplio que incluye la situación de otras pesquerías del mundo en las que participan países de la UE. Aunque este comité puede y debe tener en cuenta consideraciones económicas y sociales para modular los efectos de sus recomendaciones finales -una de las demandas del sector pesquero-, normalmente no las tiene en cuenta. El Cctep realiza además un informe anual sobre los trabajos efectuados y las necesidades en materia de coordinación de la investigación científica, técnica y económica en el sector de la pesca y la acuicultura.

EElaboración del borrador del Reglamento de TAC y cuotas. Los funcionarios de la Comisión Europea elaboran en otoño, en base al informe conjunto del ICES y el ACOM, la propuesta de TAC y cuotas para el año siguiente. Las posibilidades de pesca que plantean tienen como objetivo alcanzar el Rendimiento Máximo Sostenible (RMS) en todos los stocks. Este planteamiento del Ejecutivo comunitario, sin embargo, no tiene en cuenta los efectos económicos y sociales de posibles rebajas en las posibilidades de captura, como denunciaron en numerosas ocasiones los armadores gallegos.

EEvaluación del borrador. La propuesta de la Comisión Europea pasa a continuación por otro grupo de trabajo formado por representantes de las administraciones de los estados miembros y del propio Ejecutivo comunitario. Los expertos nacionales exponen en esos encuentros sus consideraciones sobre el planteamiento inicial. Lo mismo ocurre en el Comité de Representantes Permanentes (Coreper) de los países de la UE, que revela las principales críticas de cada estado al plan de fijación de los TAC y cuotas.

EAprobación final. Todos los años, a mediados de diciembre, el Consejo de Ministros de Pesca de la UE negocia con la Comisión Europea la fijación de las posibilidades de pesca para el año siguiente partiendo de la propuesta de Bruselas. En sucesivas reuniones conjuntas y bilaterales -entre los países de la UE, el Ejecutivo comunitario y la presidencia de turno de los Veintiocho- se van acercando posturas hasta que la presidencia de turno presenta una propuesta de acuerdo que deben votar los ministros de Pesca. Si sale aprobado, quedan fijadas las cuotas para el año siguiente. Si no lo hay, las negociaciones continúan -en muchas ocasiones no acaban hasta altas horas de la madrugada- hasta alcanzar un consenso. Una vez fijados los TAC y cuotas, cada país ya sabe la parte que corresponderá a su flota como consecuencia del criticado principio de estabilidad relativa, el criterio de reparto de los cupos de pesca entre los estados miembros.

Link: http://www.laopinioncoruna.es

 

Esta entrada foi publicada en Cedeira, Comarcas, Mar, Pesca. Ligazón permanente.

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s