El derecho y el petróleo

mundo-marMarruecos ha abierto el grifo del petróleo al haberlo encontrado en los fondos marinos atlánticos a unas 120 millas al norte de las islas Canarias. Una de las bolsas petrolíferas se encuentra, al parecer, cerca de Tarfaya, entre la isla de Fuerteventura y Marruecos.

El derecho y el petróleo

Hace unas semanas, y cuando la protesta de los canarios iba en aumento, el ministro de Industria, señor Soria, dejó claro que el programa de localización de petróleo en aguas próximas al territorio canario no se iba a suspender y que el vecino Marruecos podría realizar sondeos en las inmediaciones del punto donde, teóricamente, España puede dar con el preciado combustible.

Los canarios se quejan porque temen que el petróleo arruine su principal industria: el turismo. Pero en absoluto se tiene en cuenta lo que para la ciudadanía y el turismo significa el grado de afectación para la pesca por este tipo de actividad industrial.

El presidente Fraga Iribarne, en pleno ejercicio de su potestad para ello, decidió que Galicia también podría realizar prospecciones petrolíferas, planteamiento ratificado posteriormente por la Xunta pero sin resultado positivo.

¿Qué interesa más a los ciudadanos gallegos: la pesca o el petróleo? ¿Son compatibles ambas actividades?

Galicia tiene derecho a pescar, pero este derecho se recorta cada vez más desde Madrid o desde Bruselas. Por eso estoy casi seguro que, salvo organizaciones políticas, sindicales y ciudadanas, las voces que defiendan la pesca si en su momento se plantease tal dilema aquí, serían mínimas. Incluso dentro del propio sector, cansado como está de luchar contra los vientos contrarios a la pesca, sea esta del xeito, del racú o del más puro fundamento artesanal.

Hace días me refería en esta misma página de LA OPINIÓN a la escasa repercusión que tiene en el sector pesquero el trabajo de prospección que compañías petroleras realizan en aguas de Gran Sol y NAFO. Pero sí hemos podido saber que el sector pesquero español mostró su preocupación por la posibilidad de que, por la aceptación por la ONU de la ampliación o modificación de la plataforma continental de Uruguay -hasta las 350 millas de la línea de costa, es decir, 150 más allá de las 200 millas de su Zona Económica Exclusiva-, pudieran resurgir viejos conflictos en la zona próxima a la desembocadura del Río de la Plata, donde la presencia de barcos españoles es escasa.

La plataforma continental, sea cual sea su extensión, atañe a la soberanía del lecho y el subsuelo marino, lo que permite al Estado uruguayo realizar prospecciones de petróleo en todo el ámbito de la misma plataforma. Esto habla también a las claras del interés que para los uruguayos tiene la pesca.

El petróleo, aún cuando el mundo ha sentenciado a muerte los combustibles fósiles por la extinción de estos, está muy vigente en los intereses estatales. Lo de menos es la pesca, no nos engañemos; y las actuales preocupaciones por los daños del cambio climático no son sino nuevas expectativas para que las naciones del mundo miren con codicia la ampliación de los espacios árticos y antárticos que, por la pérdida de enormes masas de hielo en los polos, quedan abiertos a nuevas posibilidades de explotación de sus supuestas inmensas bolsas petrolíferas que, de concretarse, permitirán obviar las dependencias actuales de los países árabes y Rusia.

La pesca, está claro, se acabará antes que el petróleo en el mundo.

Link: http://www.laopinioncoruna.es

 

Esta entrada foi publicada en Cedeira, Comarcas, Pesca, Reserva Mariña. Ligazón permanente.

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s