Bruselas plantea los primeros bloqueos a las capturas de países con pesca ilegal

bruselas-planteaLa propuesta prohíbe a la UE faenar en aguas de estos estados y la firma de pactos pesqueros
El Ejecutivo comunitario exige vetar las importaciones de Belice, Camboya y Guinea por no cumplir con la normativa – La Comisión saca “tarjeta amarilla” a Corea, Ghana y Curaçao.

La comisaria de Pesca, Maria Damanaki. / olivier hoslet

La CE dio ayer un paso adelante en la lucha contra la pesca ilegal. Después de que la Fundación para la Justicia Medioambiental criticase recientemente que la normativa de la UE para acabar con las prácticas ilícitas no tiene éxito por la “pasividad” de algunos estados miembros, Bruselas ha decidido sacar tarjeta roja a tres países por su falta de cooperación para acabar con las capturas ilegales. Se trata de Belice, Camboya y Guinea, estados que, según la propuesta del Ejecutivo comunitario -que tendrá que pasar por el filtro de los ministros de los Veintiocho- no podrán exportar sus productos pesqueros a ningún país de la UE, mientras que la flota comunitaria tendrá prohibido faenar en sus aguas.

El pasado año Bruselas advirtió a ocho países de que no estaban cumpliendo con sus obligaciones internacionales en materia de lucha contra la pesca ilegal y les exigió una mejora en este aspecto. Y mientras cinco de ellos -Fiyi, Panamá, Sri Lanka, Togo y Vanuatu- registraron “auténticos avances en estrecha colaboración con la Comisión”, Belice, Camboya y Guinea no han cumplido. “Ya les habíamos advertido y no han hecho progresos satisfactorios. El problema reside, en los tres países, en la falta de un control efectivo sobre sus flotas”, explicaba ayer la comisaria europea de Pesca, Maria Damanaki.

Y como resultado de esta situación, la CE presentó un paquete de medidas sin precedentes para castigar a los tres países. Por un lado, los productos pesqueros procedentes de Belice, Camboya y Guinea tendrán prohibida la entrada en el comercio comunitario. Bruselas propone, además, suspender toda la pesca que realicen los barcos europeos en sus aguas, y también impide que la UE firme cualquier protocolo pesquero con las autoridades de esos países.

“La decisión se ajusta al compromiso internacional de la UE de garantizar la explotación sostenible de los recursos de la pesca, tanto dentro como fuera de su territorio”, señaló el Ejecutivo comunitario, que confía en que la propuesta de prohibir las importaciones de Belice, Camboya y Guinea enviará “un mensaje político” a otros países para que tomen medidas.

Y lo cierto es que varios estados que están ya en el punto de mira de Bruselas, que ayer procedió a sacarles “tarjeta amarilla” como advertencia oficial. Se trata de Corea, Ghana y Curaçao, en los que la CE detectó una serie de fallos “concretos” como la “falta de medidas” para hacer frente a las deficiencias en materia de seguimiento, control y vigilancia de la pesca. “Estas tarjetas amarillas no van a suponer, de momento, ninguna medida que afecte a los intercambios comerciales, ya que la UE va a colaborar estrechamente con estos países”, señala Bruselas.

La CE acentúa así su lucha contra la pesca ilegal, una “mejora” que celebran ya las organizaciones ecologistas, que consideran que la decisión envía un “claro mensaje” a los países que no cooperan para combatir la pesca irregular.

Link: http://www.laopinioncoruna.es

Esta entrada foi publicada en Mar, Pesca. Ligazón permanente.

Deixar unha resposta

Please log in using one of these methods to post your comment:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s